Compañía Paraguaya líder en la producción de gases para la industria y la salud

Usos industriales





Nitrogeno:
se utiliza para desplazar el oxígeno en el envasado de alimentos. Al eliminar el oxígeno, ayuda a mayor tiempo de conservación. También puede agregar un cojín alrededor de los alimentos para evitar daños durante el transporte.

Dióxido de carbono: Actúa como un gas protector para el envasado de alimentos,  ayuda a mantenerlo fresco y alejado de la reacción con el oxígeno, es muy utilizado en  conservar frutas, cereales y verduras. Éste gas también se utiliza para la extracción a alta presión, al extraer componentes  esenciales de los productos vegetales.



Oxígeno: Es utilizado como gas para el corte plasma y auxiliar de gas para corte laser.





Ayudar a las pequeñas y grandes industrias a ser más competitivas y contribuir con la calidad de sus productos y desarrollo es nuestro principal objetivo. Es por ello que en Cryogas ofrecemos soluciones gaseosas para todo tipo de actividades industriales.



Nitrógeno: Se emplea en la soldadura de las placas de circuitos impresos para evitar la oxidación. La inertización de la atmósfera en el proceso de fabricación mejora la integridad de los puntos de soldadura.











Nitrógeno:  
Gran cantidad  de medicamentos contienen nitrógeno, incluso los antibióticos, éste en forma de óxido nitroso, también es muy  como anestésico.

Oxígeno: Dentro de la industria farmacéutica y hospitalaria, se utiliza como  asistencia respiratoria, anestesia, tratamiento de quemaduras y terapias de oxígeno. Se utiliza ampliamente en todos los entornos de atención médica, con aplicaciones desde la reanimación hasta la terapia de inhalación.






Dióxido de carbono: En los invernaderos , el gas se utiliza como abono. Especialmente en invierno, las plantas carecen de suministro de aire fresco, a través del cual tienen que luchar con la falta de CO2. El dióxido de carbono forma su sustancia básica.  

Además, el dióxido de carbono se utiliza como un agente de curado de agua, éste si fuese muy blanda tiene un efecto corrosivo en algunos materiales y puede elevar el pH por encima de la ordenanza del agua potable.

Nitrógeno: Ayuda con el control de la contaminación, se puede usar  para eliminar los COV en líquidos antes de desecharlos.

Oxígeno: Utilizado en el tratamiento biológico de aguas residuales.  La inyección de oxígeno en las alcantarillas reduce la formación de sulfuro de hidrógeno, lo que resulta en una reducción de la corrosión y el olor.  Al airear el agua residual  con oxígeno, el proceso de biodegradación natural puede ocurrir más rápido y sin agregar químicos dañinos.





Nitrógeno:
Fabricación de acero inoxidable; al galvanizar el acero inoxidable con nitrógeno, el producto terminado es más fuerte y resistente a la corrosión.

Dióxido de carbono: Durante la soldadura , se utiliza en forma de un aditivo para gases nobles como el argón o el helio como gas protector  para desplazar el oxígeno de la masa fundida.



Nitrógeno:
 en la industria minera, se utiliza para extinguir rápidamente los incendios al eliminar el oxígeno del aire, cuando el área tratada será evacuada se utiliza éste gas para evitar explosiones.











Oxígeno: Es  indispensable para la fabricación de la moderna celulosa. Se usa cada vez más como oxidante en las fábricas de papel dentro de los procesos de deslignificación, blanqueo, recuperación química y energética; también puede ayudar a aumentar la capacidad en la caldera de recuperación química o en el horno de cal.




Dióxido de carbono: se utiliza como propulsor para el procesamiento de plásticos en una variedad de procesos. Tambén extingue el fuego de manera muy efectiva ya que desplaza el oxígeno de la fuente .




Oxígeno: En las industrias químicas forman parte de numerosos procesos de obtención y transformación, como la depuración de aguas residuales y para aumentar la capacidad de producción de muchos procesos de oxidación.




Oxigeno: se utiliza en el soplado del vidrio con sopladores de gas para crear un flujo constante de aire necesario para dar forma.

Tambien la conversión de los sistemas de combustión de aire-combustible a oxicombustible, da como resultado un mejor control de los patrones de calentamiento y una mayor eficiencia del horno (menor consumo de combustible) y una reducción de las emisiones de partículas y NOx.